¡Prepárate para una entrevista de trabajo exitosa!

Si te han llamado para una entrevista de trabajo, ¡Felicidades! Eso demuestra que has realizado un buen curriculum y la empresa cree que puede confiar en tí la responsabilidad de un puesto, así que vas por buen camino.

El objetivo de la entrevista es lograr que la empresa se convenza de que eres lo que están buscando y  te hagan una oferta de trabajo, procura que esto sea así. Generalmente la empresa se da una una idea de la formación

profesional, así que deben asegurarse de que tus aptitudes encajan con su visión empresarial.

Para ello, pon atención a cada una de las recomendaciones que te damos a continuación y por favor no memorices las respuestas a  ciertas preguntas que pondremos, procura pensar en la respuesta adecuada, para que en la entrevista todo sea natural, si memorizas, lo nervios podrían traicionarte y dejarte en ridículo.

Antes de la entrevista de trabajo:

  • Obtén información de la empresa y de ser posible de la persona que te va a entrevistar.
  • Repasa detalladamente tu Currículum Vitae para evitar confusiones durante la entrevista.
  • La presentación es importante. Opta por vestirte formalmente, usa con moderación colonias y perfumes, péinate discretamente y no utilices medias o zapatos deportivos. Procura no fumar antes de la entrevista. Si eres mujer, elige un maquillaje discreto.
  • Sé puntual; nunca llegues tarde a una entrevista. Si sufres un contratiempo, llama al entrevistador para hacerle saber de tu retraso, no desesperes.

Durante la entrevista de trabajo:

  • Saluda y siéntate con una buena postura, procura no cruzar las piernas.
  • Muestra interés en lo que se te pregunta. Escucha bien cada pregunta y responde en forma directa. No te extiendas en tu respuesta a menos que se te solicite explícitamente hacerlo.
  • Cuando hables de tus trabajos anteriores, menciona tus funciones pero dedica más tiempo a exponer tus logros.
  • No te esfuerces demasiado por impresionar al entrevistador. Relájate y actúa naturalmente. Sonríe y haz contacto visual.
  • Sé sincero en tus respuestas, incluso cuando se te pida que hables acerca de tus logros, errores, fortalezas y debilidades,  jamás mientas.
  • Ten presente que hay dos cosas que nunca debes hacer: 1) Criticar las empresas donde has trabajado o a las personas con quienes trabajaste y 2) Asumir una actitud desafiante, prepotente u hostil con el entrevistador.

En cuanto a las debilidades procura enfocarlas solo en tu formación o experiencia laboral e indicar que están en un proceso de mejora continua, por ejemplo, “mi nivel de inglés es básico y eso me ha limitado un poco, pero he iniciado un curso para mejorar este aspecto.”

El tema del Salario

  • Permite que el entrevistador sea quien proponga el tema del salario.
  • No te comprometas con una cifra determinada. Es preferible mantener la flexibilidad en el monto del salario y considerar los beneficios que la empresa te ofrece: bonificaciones, seguros y demás.
  • Explora bien el potencial de desarrollo que puedas tener dentro de la empresa antes de tomar una decisión.

Prepárate para las posibles preguntas

  • Defínete a tí mismo con cinco cualidades.
  • ¿Por qué nuestra empresa debería contratarte?
  • ¿Te consideras como un líder o como un seguidor? ¿Por qué?
  • ¿Qué has aprendido de tus errores?
  • ¿Por qué esta carrera y no otra?
  • Si volvieras a empezar tus estudios, ¿qué harías de modo diferente?
  • ¿Cuál de tus trabajos previos te ha gustado más/menos? ¿Por qué?
  • ¿Cuál es tu proyecto o solución más creativa?

Preguntas que debes hacer durante la entrevista:

  • ¿Cuáles son las principales funciones del puesto?
  • ¿Quién es el jefe directo?
  • ¿Es una nueva posición? Si no lo es, ¿qué pasó con la persona que ocupaba el puesto?
  • ¿Recibiré algún tipo de inducción o entrenamiento?
  • ¿Qué expectativas tienen ustedes de la persona que contraten?

Carta de presentación:

  • Puedes enviarla cuando contestes un anuncio o envíes tu curriculum a una empresa. Es una carta sencilla que se adjunta al curriculum y básicamente señala el puesto al cual deseas aplicar y expone las características que te hacen un candidato que vale la pena considerar.

 Carta de agradecimiento:

  • Puedes enviarla unos 2 días después de la entrevista. Escribe a la persona que te entrevistó una carta breve agradeciendo la entrevista, el tiempo y el interés que le dedicó. Puedes hacer hincapié en tu interés por el puesto. Esta carta te puede hacer distinguir entre otros candidatos, especialmente si todos tienen cualidades (educación, experiencia) muy similares.

Escribir estas cartas puede parecerte difícil; sin embargo, los resultados te demostrarán que vale la pena el esfuerzo.

Recuerda que la entrevista es la antesala para obtener el trabajo que anhelas, solo tienes una oportunidad, así que aprovéchala al máximo y hazles saber que eres el profesional que necesitan en su equipo.

 Por María Consuelo Morales E. Grupo Soluciones Empresariales   Los últimos descubrimientos sobre la corteza cerebral están cambiando nuestros conocimientos y creencias sobre el desarrollo…

El Coaching es un modelo sistémico de aprendizaje que promueve el cambio, la acción y el desarrollo de los recursos y habilidades individuales, grupales y…

La capacitación es un proceso sociocultural permanente, intencionado y sistemático dirigido al perfeccionamiento y realización del ser humano como persona y al mejoramiento de las…

El ser humano desde que dejó de ser nómada ha tenido que recurrir al uso de herramientas que le permitan especializarse. Eso ha pasado no…